Vida de legado

Viviendo una vida que cree lo imposible

15 Entonces les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos. 16 El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que se niegue a creer, será condenado. 17 Estas señales milagrosas acompañarán a los que creen: expulsarán demonios en mi nombre y hablarán nuevos idiomas. 18 Podrán tomar serpientes en las manos sin que nada les pase y, si beben algo venenoso, no les hará daño. Pondrán sus manos sobre los enfermos, y ellos sanarán»

Marcos 16:15-18 NTV

8 pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.

Hechos 1:8 NTV

Si estudias la vida de Jesús, sus discípulos y luego los creyentes a través de todo el libro de Hechos, te darás cuenta que todos vivieron una vida de legado. Durante las últimas semanas hemos visto que una vida de legado usa su herencia, la comparte, la administra bien, vive con un testimonio que refleja a Dios, demuestra amor por Dios y por otros y crea nuevos caminos para que otros algún día los sigan. Las personas que acabo de mencionar hicieron lo mismo. Jesús les dejó un legado a sus discípulos y ellos lo usaron y lo pasaron a otros. ¡Así fue cómo nació la primera iglesia! Y esto pasó porque además de vivir una vida de legado, los discípulos y muchos otros aprendieron a vivir una vida que cree lo imposible.

Cuando Jesús les dio la gran comisión a los discípulos, Él les dijo que el legado que les seguiría sería uno lleno de milagros y poder. Jesús nos entregó el poder y la autoridad de echar fuera demonios, hablar nuevos idiomas (en lenguas), sanar enfermos y aun nos dio protección sobrenatural para poder comer cosas venenosas sin que nos hagan daño. No estoy diciendo que intentes tomar veneno, ¡no, no, no! Pero esto es un gran ejemplo de la asombrosa protección de Dios hacia nosotros.

Con un legado tan grande y poderoso, creo que debemos vivir nuestra vida aquí en la tierra con más pasión. ¡Dios puede hacer todo esto por medio de ti! No es algo que ya pasó y terminó. Es algo que Dios sigue haciendo y quiere hacer a través de ti. Creo que es tiempo de tomar posesión del poder y la autoridad que nos ha sido dado por medio de Cristo y el Espíritu Santo y empezar a vivir una vida que cree lo increíble y hace lo imposible porque el Espíritu Santo vive dentro de nosotros. Vivimos en un mundo que desesperadamente necesita lo que nosotros tenemos por dentro. ¿Lo vamos a seguir ocultando, o vamos a dejar que el cielo entre a la tierra por medio de nosotros? Creo que es tiempo de abrir nuestros ojos y empezar a vivir una vida que cree lo increíble y hace lo imposible. ¿Y sabes? Con el Espíritu Santo tú puedes vivir una vida así.

Declaración

Dios, abre mis ojos para que pueda ver que tú eres un Dios de milagros que aún puede hacer lo imposible. Yo te pido que me des la fe para creer aun cuando no puedo ver y que me llenes de tu Espíritu Santo para poder vivir una vida de legado. Ayúdame a tomar esta hermosa herencia que me has entregado y usarla para tu gloria y para traer tu presencia aquí a la tierra en mi vida diaria. Quiero ser un testigo de quien eres y de todo lo que has hecho y seguirás haciendo. Hoy, yo dispongo de mi vida para hacer y creer lo que tú quieras que yo haga y crea. ¡Así sea!

Acción

Hoy, toma tiempo para orar con fe por alguna situación la cual te ha parecido imposible resolver. ¡Dios es Dios de lo imposible!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *