Vida de legado

Los caminos de legado

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

Génesis 12:1 RVR1960

Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.

Proverbios 3:6 NVI

Me hiciste conocer los caminos de la vida; Me llenarás de gozo con tu presencia.

Hechos 2:28 RVR1960

Imagínate que estás caminado en un bosque rodeado de arboles, arbustos, y pasto largo. Cuando levantas la mirada, puedes ver un camino grande y fácil de seguir. Muchas personas han caminado por allí y saben dónde empieza el camino y dónde termina. A tu derecha hay árboles y a tu izquierda hay un rio. Ahora, imagina que escuchas una voz al otro lado del rio y te está llamando a seguirla. No hay ningún camino por allí, y todo parece más salvaje y espantoso. Podrías seguir el camino que todos ya han tomado, o podrías obedecer y crear un nuevo camino.

Muchas personas han obedecido la voz de Dios para hacer caminos donde nadie nunca ha ido. Otros solo deciden seguir el mismo legado de sus padres o incluso se apartan y siguen el camino de sus amigos, de la presión social, e incluso el camino del pecado, el cual promete placer temporal pero resulta en condenación eterna. Como hijos de Dios, hemos sido llamados a abrir nuevos caminos. Podrías decir que somos llamados a ser precursores o pioneros. Cuando Jesús llamó a sus doce discípulos, Él les empezó a mostrar un camino completamente nuevo y distinto a lo que ellos esperaban. Ellos estaban esperando un líder militar que los libraría de los romanos, pero Jesús les mostró un camino nuevo que llevaba no a un mundo natural, sino a un mundo espiritual que traería el cielo a la tierra.

Este es el camino al que hemos sido invitados a caminar y continuar creando. No se ve como todos piensan que se va a ver. No es únicamente un mundo físico, sino es el mismo cielo y la presencia de Dios invadiendo la tierra y abriendo caminos hacia la liberación, restauración, y resurrección. No es el camino que este mundo ya ha hecho para ti, no es el fin del camino que tus padres han caminado y no es el camino que otros te dicen que debes seguir. Este es un nuevo camino que Dios te está mostrando y te está llamando a crear para que dejes un legado y otros lo puedan seguir, y a su tiempo continuar creando. Es un legado de parte de Jesús que nos fue entregado a y que un día nosotros vamos a entregar a nuestros amigos, nuestros hijos y nuestros nietos. Somos llamados a ir a donde nadie nunca ha ido para traer el reino de Dios a la tierra. Creamos caminos no por la fama que podríamos adquirir, sino porque estos caminos son los que van a llevarnos a un avivamiento personal y van a guiar a otros a su propio avivamiento. Estos caminos llevan a la restauración, rompen cadenas, y llevan a la misma presencia de Dios. ¡Fuimos creados para avivamiento!

Declaración

Jesús, dame la valentía para seguir tu voz y crear caminos nuevos donde nadie nunca ha ido. Ayúdame a escuchar tu voz e ir a dondequiera que me quieres llevar. Yo dispongo lo que soy para vivir una vida de legado que crea nuevos caminos para que otros los puedan seguir. ¡Lléname de gozo con tu presencia y hazme conocer tus caminos de vida!

Acción

Toma tiempo para preguntarte: ¿A dónde me está llamando Dios en este tiempo? ¿Qué camino debo empezar a hacer? Luego escribe maneras prácticas en las que puedes obedecer la voz de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *