Vida de legado

El propósito de nuestra herencia

Lectura

Lucas 15:11-24 RVR1960:

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Una herencia es dada a alguien para que la cuide, la valore, e incluso la incremente. Una herencia es para ser usada y es un legado que es pasado de generación en generación. Tristemente, muchas personas, como el hijo pródigo, no cuidan de su herencia y no la valoran. Dios, como vimos la semana pasada, nos ha dado una herencia impresionante. ¿Cuál es el propósito de esta herencia? Hoy quiero hablar de tres propósitos para nuestra herencia:

Nuestra herencia debe ser pasada a otros

Creo que en primer lugar, nuestra herencia debe ser pasada a otros. Dios anhela un pueblo, una nación, para sí mismo.

Deuteronomio 7:6: Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.

Es nuestra responsabilidad que nuestro legado espiritual sea pasado tanto a las personas que nos rodean como a nuestros hijos y nuestros nietos. Es nuestra responsabilidad tomar posesión de nuestra herencia y pasarla a otros.

Nuestra herencia debe ser administrada

El hijo pródigo no fue un buen mayordomo de la herencia que su padre le había entregado. En vez de cuidarla y administrarla bien, él la gastó y desperdició. Como hijos de Dios, nosotros hemos sido llamados a ser buenos mayordomos de lo que Él nos ha entregado. Esto incluye cuidar nuestra relación con Dios, invertir en el reino de Dios, en la iglesia, en otras personas, e incluso aumentar lo que nos ha sido dado.

Nuestra herencia debe ser usada

Si piensas en todo lo que viene con nuestra herencia, te vas a dar cuenta que el poder que recibimos en gran parte es para traer la presencia de Dios aquí a la tierra y para traer su reino a la vida de otras personas. La herencia, el legado, que Dios nos entregó es para que la vida de otros pueda ser cambiada. ¡Nuestra herencia es para cambiar el mundo! Somos llamados a traer transformación a nuestros hogares, nuestras escuelas, nuestras ciudades, e incluso nuestra cultura. Somos llamados a vivir una vida de legado que no se conforma con lo que ha recibido y lo malgasta. Somos llamados a pasar nuestra herencia a otros, a administrarla bien, a aumentarla y a usarla para cambiar el mundo en el que vivimos. Somos llamados a ser realeza. ¡Somos llamados a traer el cielo a la tierra!

Declaración

Dios, hoy te pido que me ayudes a administrar bien la herencia que me has entregado. Ayúdame a ser un buen mayordomo y usar mi herencia para traer tu reino aquí a la tierra. Abre las puertas para que yo pueda compartir este legado con otros. Gracias porque tienes planes buenos para mí.

Meta semanal

Esta semana haz una lista de algunas las cosas que has recibido como herencia de parte de Dios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *