Encuentros radicales

Dios utiliza el mal para bien

Lectura

Génesis 50:20 NTV:

Ustedes se propusieron hacerme mal, pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas.

Romanos 8:28 RVR1960:

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Números 23:11 RVR1960:

Entonces Balac dijo a Balaam: ¿Qué me has hecho? Te he traído para que maldigas a mis enemigos, y he aquí has proferido bendiciones.

Reflexión

Muchas veces no entendemos por qué pasan tantas cosas malas o por qué Dios permite que pasen. Pero en medio de todo, Él tiene un plan y un propósito. No estoy diciendo que Dios quiere que sufras, que te enfermes o que lo malo que pasa es Su juicio en contra de ti. ¡No! Yo creo que Dios quiere lo mejor para ti, pero vivimos en un mundo caído y por lo tanto es inevitable enfrentar situaciones adversas. Pero mientras que nos vamos a enfrentar con situaciones negativas en la vida, ¡Dios puede transformar todo para nuestro bien! Imagínate, todo lo que el enemigo planea para hacerte daño, Dios lo puede usar para tu bien y para bendecirte. Cuando el enemigo te quiere atacar, puedes descansar sabiendo que Dios puede usar esas circunstancias para tu bien.

En el libro de Números, el rey Balac quiso que Balaam maldijera al pueblo de Israel. Pero cuando Balaam le peguntó a Dios qué debía hacer, Dios le dijo que únicamente podría hablar lo que Él le indicara. El día siguiente cuando Balaam abrió su boca para maldecir a Israel, él los empezó a bendecir. El rey Balac se enojó y le dijo a Balaam que maldijera al pueblo de Israel desde otra parte. Pero cuando Balaam abrió su boca únicamente empezó a bendecir de nuevo a Israel. El rey Balac decidió llevar a Balaam todavía a otro lugar para maldecir al pueblo. Pero por tercera vez Balaam terminó bendiciendo a Israel. Esta vez el profeta no lo hizo por medio de adivinación, sino por el Espíritu de Dios. Cuando abrió su boca el Espíritu de Dios vino sobre él y bendijo al pueblo de Israel. Cuando el enemigo quiere atacar a los que aman a Dios, Él lo transforma para bien y para bendición. Dios solo quiere lo mejor para ti. Lo que el enemigo propuso para mal, ¡Dios lo transforma para bien!

Declaración

Gracias, Dios, porque lo que el enemigo planea para mal, Tú lo transformas para bien. Gracias porque tienes un futuro lleno de bendición para mí. Yo confío en que todo lo que el enemigo ha querido usar en mi contra, Tú lo estás transformando para bien. Yo decido confiar en Ti y en Tu voluntad que es buena, agradable y perfecta.

Acción

Piensa en algunas áreas en las cuales el enemigo ha estado atacando tu vida. Luego dale gracias a Dios porque Él puede cambiar esa situación para bien y porque Él ya está obrando a tu favor.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *