Encuentros radicales

Todo depende de la respuesta

Lectura

Salmos 27:8 NTV:

Mi corazón te ha oído decir: “Ven y conversa conmigo”. Y mi corazón responde: “Aquí vengo, Señor”.

Salmos 105:4 NTV:

Busquen al Señor y a su fuerza, búsquenlo continuamente.

Reflexión

Nuestra relación con Dios se trata de una respuesta continua de parte de nosotros. ¿Qué quiero decir con esto? Sabemos que Dios siempre nos escucha, y que cuando buscamos Su rostro, Su paz, y Su presencia, Él siempre responde. Pero, ¿cuándo respondes a Su voz? ¿Cuándo eres tú quien responde? Dios siempre responde, no siempre como lo esperamos, pero Él siempre está atento. Cuando Él llama y te dice, “Ven y habla conmigo.” ¿tu corazón responde? ¿Tomas acción para estar con Él, así como Dios mueve el cielo y la tierra para estar contigo?

Muchas veces esperamos tener un encuentro radical con Dios, pero nunca respondemos cuando Él nos invita a tenerlo. Es necesario entender que para poder escuchar la voz de Dios, tenemos que posicionarnos en un lugar donde la podamos escuchar. Si queremos un milagro de Dios, debemos estar expectantes de verlo. Si queremos tener un encuentro radical con Su presencia, debemos responder cuando Él llama. Si quieres ser parte del siguiente avivamiento, debes primero estar presente en Su presencia. Una relación toma el esfuerzo continuo de dos personas. ¿Estás presente en tu relación con Dios? ¿Estás en verdad escuchando cuando Él te habla? Creo que es tiempo de entrenar nuestros corazones y nuestras vidas a responder al llamado de Dios. Es tiempo de buscarlo completamente, espíritu, alma y cuerpo.

Tener un encuentro radical con Dios no es algo extraño o difícil de experimentar. Solo tienes que posicionarte y responder. ¡Busca continuamente Su presencia! Dios nunca te va a decepcionar.

Declaración

Dios, yo respondo a tu llamado. Reconozco que muchas veces he esperado tener una relación cercana contigo sin acercarme a ti. Hoy, yo me dispongo para acercarme a ti y a tu presencia. Sé que nunca me vas a decepcionar. Sé que te puedo encontrar cuando te busco. Sé que tu amor está disponible para mí. Hoy, yo decido responder. Te escucho llamar, y yo digo: “Aquí estoy”.

Acción

¿De cuántas maneras puedes responder a la invitación de Dios de tener un encuentro radical con Su presencia? Haz una lista y cada día pon en práctica una de tus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *