Encuentros radicales

En la tierra de los vivientes

Lectura

Hechos 14:17 NTV:

…pero nunca las dejó sin pruebas de sí mismo y de su bondad. Por ejemplo, les envía lluvia y buenas cosechas, y les da alimento y corazones alegres.

Salmos 27:13-14 NTV:

Sin embargo, yo confío en que veré la bondad del Señor mientras estoy aquí, en la tierra de los vivientes. 14 Espera con paciencia al Señor; sé valiente y esforzado; sí, espera al Señor con paciencia.

Salmos 34:8 NTV:

Prueben y vean que el Señor es bueno; ¡qué alegría para los que se refugian en él!

Reflexión

Creo que muchas veces dudamos que vayamos a experimentar la bondad de Dios aquí en la tierra. De alguna manera, tenemos la mentalidad que no podemos experimentar todo lo que Dios tiene para nosotros hasta que hayamos ido al cielo. ¡Qué punto de vista tan desalentador! Si ves la vida así, todos los beneficios de ser un hijo de Dios desaparecen y terminas siendo otra persona común y corriente. Pero esto no es verdad. Una vez que eres un hijo de Dios, tienes acceso a toda Su bondad, bendición, misericordia y gracia. No tienes que esperar hasta que mueras para poder probar y ver qué tan bueno es Dios. ¡Puedes vivir dentro de Su bondad hoy! Gracias a la cruz, ahora tenemos acceso VIP o premier a la presencia de Dios y todas Sus promesas. Ya no tienes que esperar llegar al cielo para tener sanidad. ¡Dios te puede sanar hoy! No tienes que esperar llegar al cielo para vivir una vida bendecida. ¡Dios ya te dio acceso a ella! No tienes que esperar llegar al cielo para vivir rodeado de la presencia de Dios. Él te puede rodear y puedes habitar en Su presencia hoy.

Creo que es importante creer que vamos a ver la bondad de Dios en la tierra de los vivientes el día de hoy. Si vivimos creyendo que Dios y Su bondad son inalcanzables, nunca vamos a poder vivir una vida completa y plena como Él quiere que la tengamos. Nuestra pasión y propósito desaparecen cuando ignoramos todo lo que Dios ya nos estregó el día de hoy. Mira a tu alrededor. En un mundo caído, tienes acceso a los tesoros del cielo. En un mundo de muerte, tienes acceso a la vida eterna. ¿Puedes ver la bondad de Dios? Él nunca nos ha dejado sin prueba de Su presencia. Dios siempre ha estado presente, y Su bondad es para hoy.

Declaración

Yo sé que voy a ver la bondad de Dios en la tierra de los vivientes. A causa de la cruz, tengo acceso al cielo y a todas las promesas que Dios me ha dado. Yo firmemente creo que voy a ver una abundancia de la bondad de Dios en mi familia, mi iglesia y mi ciudad. Dondequiera que vaya, habrá bendición, porque tengo la presencia de Dios en mi vida. ¡Yo puedo ver la bondad de Dios!

Acción

Haz una lista de todas las bendiciones y promesas a las cuales tienes acceso ahora que eres hijo de Dios. Después, pídele a Dios que te ayude a vivir creyendo que todas estas promesas son para ti el día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *