Encuentros radicales

Cuéntale todo a Dios

Lectura

Filipenses 4:6-8 traducción literal de The Passion Translation:

6 No sean jalados en distintas direcciones ni se preocupen por ninguna cosa. Sean saturados en oración a través de cada día, ofreciendo sus peticiones llenas de fe ante Dios con agradecimiento desbordante. Díganle cada detalle de sus vidas, 7 entonces la maravillosa paz de Dios que transciende el entendimiento humano les hará saber las respuestas a través de Cristo Jesús. 8 Por lo tanto, mantengan sus pensamientos continuamente en todo lo que es auténtico y real, honorable y admirable, hermoso y respetuoso, puro y santo, misericordioso y amable. Y fijen sus pensamientos en cada obra gloriosa de Dios, siembre alabándolo.

Reflexión

¿Qué es lo que define tus emociones? ¿De qué dependes para tener paz y gozo? Creo que es muy importante recordar que lo que contemplamos es en lo que nos convertimos. ¿Qué es lo que contemplas en tu vida? ¿A quién ves todos los días en Instagram? ¿Quién tiene el poder de dictar cómo te comportas y cómo te vistes? ¿A quién te comparas?

Podemos ser honestos con Dios acerca de esto. Él no nos quiere juzgar ni regañar. Dios está dispuesto a escucharte. Puedes contarle cada detalle de tu vida. Si te estás comparando con alguien, si estás perdiendo tu gozo porque alguien te hace sentir inferior, si luchas con pensamientos que no provienen de Dios y sabes que son negativos, le puedes decir esto a Dios. Tu vida es importante para Él. Cada detalle es importante para Él. No tienes que esconderte de Dios, porque Él ya sabe quien eres. Él te conoce completamente, te ama y te acepta. No tienes que temer abrir tu corazón a Él, ni tienes que tener miedo de que Él te rechace. Dios ya te compró con la sangre de Su hijo. ¡Lo hizo todo por ti! Puedes confiar en Él.

Dile todo a Dios. Él te puede dar pensamientos puros. Él te puede cambiar en una persona honorable, misericordiosa, y pura. Cuando pones tus ojos en Dios, entonces tendrás paz. Cuando contemplas a Dios, te empiezas a parecer más a Él. ¿Qué decides contemplar el día de hoy?

Declaración

Hoy, yo fijo mis ojos en Dios. Él es el único que puede definir mis emociones y mi valor, porque Él es quien me compró y redimió. Lo que Dios piensa de mí es más importante que lo que otros dicen de mí. Yo pongo mis pensamientos en todo lo que honra a Dios, en lo bueno, honorable, y puro. Yo tengo paz porque Dios es mi paz. Las circunstancias no pueden definir mi confianza en Dios, porque Él es digno de mi confianza aun cuando todo parece estar sin esperanza.

Acción

Abre tu corazón a Dios y cuéntale cada detalle de tu día. Le puedes contar tus pensamientos, tus emociones, y aun qué tal te va en la cuarentena. ¡Cada detalle es importante para Dios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *