Encuentros radicales

Nada es imposible para Dios

Lectura

Marcos 10:27 RVR1960: Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.

Mateo 17:20 NVI: –Porque ustedes tienen tan poca fe –les respondió–. Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: ‘Trasládate de aquí para allá’, y se trasladará. Para ustedes nada será imposible.

Juan 15:7 NVI: Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, lo que quieran pedir se les concederá.

Reflexión

Como humanos tendemos a enfocarnos más en todo lo que es imposible y no en todo lo que es posible. Una vez que eres hijo de Dios, ya no hay nada imposible, porque Él es Dios de lo imposible. No hay nada que Él no puede hacer. Dios no es limitado por las leyes del universo. Él no es limitado por el tiempo ni por el espacio. Todo lo que Él dice que va a pasar, pasa, y todo lo que piensas que es imposible Él lo puede hacer. No hay nada demasiado pequeño ni demasiado grande para Él. Dios es soberano, el gobierna sobre todo.

Como sus hijos, nosotros debemos aprender a creer esto. Si te enfocas en todas las posibilidades, si quitas todas las limitaciones, ¿cómo sería tu vida? A lo mejor no has cumplido ciertos sueños porque piensas que no los puedes obtener. O puede que no estés haciendo lo que Dios quiere que hagas porque piensas que es algo demasiado grande para ti. Si tienes fe en Dios, ¡puedes lograr lo imposible!

Cuando permanecemos en Dios, o activamente vivimos en Su presencia, lo que le pedimos se nos concederá. Lo que pensábamos que nunca podríamos hacer, lo podremos hacer. ¡No hay nada imposible para nuestro Dios! Como Su hijo, ¿hay algo imposible para ti?

Declaración

Yo creo que no hay nada imposible para Dios. Él gobierna sobre todo. Mi Dios no puede ser limitado por otros, por el tiempo, ni por el espacio. Cuando pongo mi fe en Él, no hay nada que yo no pueda lograr. Todos Sus planes se van a cumplir en mí, porque en Él todo es posible. Yo creo que cuando habito en Su presencia, lo que yo pido en Su nombre puede acontecer. ¡Yo creo en lo imposible!

Acción

Piensa en alguna situación que para ti es imposible resolver. Ahora, pídele a Dios que te dé Sus ojos para ver esta situación. ¡Confiesa que no hay nada que Dios no pueda hacer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *