Encuentros radicales

¿Cómo puedo tener un encuentro radical con Cristo?

Lectura

Jeremías 29:11-13 NTV:

11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. 12 En esos días, cuando oren, los escucharé. 13 Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme.

Mateo 7:7-8 NTV:

7 Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. 8 Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta.

Romanos 8:37 NTV:

38 Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios.

Reflexión

Cuando buscamos la presencia de Dios y verdaderamente la deseamos, la vamos a encontrar. Como vimos ayer, Dios ya está aquí. Puede que ya lo sabías, o a lo mejor apenas te diste cuenta, así como Jacob. Pero Dios está listo para que tú empieces a correr hacia Él. Toda tu vida Él te ha estado persiguiendo con su amor inagotable. ¿Quieres tener un encuentro radical con Dios? ¿Quieres experimentar lo que se siente estar en Su presencia? ¿Quieres saber lo que Él dice de ti y piensa de ti? Pídelo y búscalo de todo corazón, y lo vas a encontrar. Dios no se va a esconder de ti. Él no va a huir de tus errores, ni de tus pensamientos. Él quiere estar contigo. Dios está listo para encontrarse contigo. ¿Tú lo estás?

Declaración

Yo decido buscar la presencia de Dios. La buscaré hasta encontrarla, y la pediré hasta recibirla. Sé que Dios puede ser encontrado cuando lo busco. Nada en este mundo me podrá separar de Su amor. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni mis temores de hoy ni mis preocupaciones de mañana me pueden separar de Su amor y de Su presencia.

Acción

En una hoja o en una libreta escríbele una carta a Dios pidiéndole un encuentro radical con Su presencia. Pídele que se te revele y traiga una transformación radical a tu vida. Puede que solo estés escribiendo, pero Dios te está escuchando y Él puede oír una oración aunque esté escrita.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *