Impacto

Mis intereses

Introducción

¿Cuáles son tus intereses? ¿Qué cosas te llaman la atención? Interés es sentir la necesidad de dirigir tu atención hacia algo. Si te interesa el arte, cuando veas una pintura, automáticamente vas a ir a estudiarla. Vas a observar cómo el artista la pintó. ¿Por qué? Porque te interesa. Tus intereses son valiosos. A lo mejor piensas que tus intereses no deben tener importancia. Pero Dios te ha dado tus intereses por un propósito. Y tus intereses pueden apuntarte hacia el camino que debes tomar en tu vida. Si a una persona le interesa la cocina, no sería sorprendente que estudie gastronomía. Si a alguien le interesa la música, no seria sorprendente que tome clases de guitarra, piano, etc. ¿Por qué? Porque nuestros interéses nos apuntan hacia nuestro propósito en la vida.

Dios te ha dado tus intereses

Puedes pensar que tus intereses solo deben ser un hobby, algo sin importancia, algo que tienes desde que naciste, pero Dios te ha dado esos intereses por un propósito. Dios no comete errores, y si Él te dio el interés de escribir, pintar, cocinar, o enseñar, no es porque nada más se le ocurrió o solo te dio ese interés para que te divirtieras en tu vida. ¡No! ¡Él te dio esos intereses para ayudarte a descubrir tu propósito! Él diseñó aquellos interéses especialmente para ti con el propósito de que tú los usaras para su gloria.

Santiago 1:17: Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Tus intereses deben glorificar a Dios

No todos tus intereses van a ser de Dios. El enemigo está buscando nuevas estrategias para jalarte, para atraerte. Y si no tienes cuidado, tus intereses te pueden llevar a la dirección opuesta de la que Dios quiere llevarte. Sí, Dios te ha dado intereses buenos para apuntarte a tu destino, pero no todos los intereses que vas a tener en tu vida van a ser buenos. 

Ejemplos de intereses que no son de Dios: Música coro no Cristianos con letra que no honra a Dios, videos de YouTube que apoyan cosas que van en contra de la Biblia, deseos humanos que no honran a Dios.

¿Cómo sabes que intereses son de Dios? Simplemente recuerda que los intereses que vienen de Dios van a glorificar Su nombre. Si alguno de tus intereses no glorifica a Dios, no honra a Dios, entonces ese interés no viene de Él. Cada pasión, cada sueño, cada interés, debe glorificar a Dios.

1 Corintios 10:31: En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios. (NVI)

Dios te diseñó para seguir tus intereses

Dios te diseñó para que siguieras los intereses que Él ha puesto dentro de ti. No te creó para que desperdiciaras tu juventud yendo de una cosa a otra intentando encontrar un lugar en donde encajes. ¡No! Él te diseñó con el propósito que persiguieras tus intereses y así encontraras el propósito de tu vida. Una vida con propósito tiene visión para ver más allá y aprovechar de cada momento. Piénsalo así, si buscas la voluntad de Dios y sigues tus intereses antes de hacer cualquier cosa, podrás aprovechar de tu juventud y así lograrás cumplir el propósito de Dios para tu vida eficientemente. Si haces esto podrás vivir tu vida al máximo, usando cada momento para la gloria de Dios. 

Vivir con propósito significa que todo lo que hagas, lo vas a hacer con una meta más allá de lo normal o común. Si Dios te ha dado el interés de cantar, no solo pienses que lograrás tener una hermosa voz si tomas clases. ¡No! Piensa así: si te interesa cantar, prepárate para tener un impacto en la vida de millones de personas para que ellos puedan conocer la voluntad de Dios paras sus vidas. No limites tu visión porque piensas que tus intereses son pequeños y sin importancia. Haz tu vision más grande. Ten en mente que tus intereses puedes ser la clave para tener un impacto en la vida de millones de personas. Ten la mentalidad que tus intereses van a ser claves dentro de en una generación de impacto. (Da un ejemplo de cómo puedes impactar a mucha gente a través de otras áreas: vendedora, maestra, etc.)

Conclusión

Dios te dio tus intereses con el propósito de glorificar Su nombre y tener un impacto dentro de la sociedad. No todos tus intereses van a ser claves. Puede que te interese el arte, pero no puedas dibujar nada. Puede que tengas la habilidad para desarrollar algún interés que tengas, pero también puede ser que no tengas talento para desarrollar otro interés. ¿Cómo sabes cual interés es el que te va a apuntar a tu destino? Si Dios te dio la habilidad de desarrollar un interés, ese es el interés que debes perseguir. Si ese interés honra y glorifica a Dios, ese es el interés que debes perseguir y desarrollar. Ten visión al más allá. Usa cada uno de tus intereses para tener un impacto donde vivas. ¿Cómo vas a impactar por medio de tus intereses?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *